Entrevista a los realizadores de ‘Psiconautas’

En el recién terminado Festival de San Sebastián pudimos disfrutar de ‘Psiconautas’, la continuación del exitoso corto animado ‘Birdboy’ que acaba erigiéndose como una de las más insólitas y plausibles muestras de cine de animación en España. Una película que tiñe de crudeza e incomodidad un precioso viaje iniciático y despliega una portentosa técnica visual. Como añadido, tuvimos el honor de charlar con sus dos directores Alberto Vázquez y Pedro Rivero sobre industria, religión, cómics y cuentos Disney.

Han pasado cinco años desde que el cortometraje Birdboy ganase el Goya y multitud de premios más, ¿sentís que con Psiconautas vuestra técnica ha evolucionado?

ALBERTO VÁZQUEZ- Desde luego que ha cambiado mucho. En mi caso además , como director de arte, intenté otorgarle un acabado gráfico manual, emparentado directamente con la ilustración y el libro, dejando texturas y grafismos propias del acabado manual con sus imperfecciones . El sentido del color es expresivo, evitando que los colores no sean naturalistas. La luz y los paisajes se tornan en momentos expresionistas y otras veces recuerdan a la pintura Romántica del siglo XIX. Digamos que la construcción artística de Psiconautas ha sido más compleja, ya que la peli tiene más de 60 escenas y transcurre en un sólo día…una de las premisas con la que trabajé fue que no se repitiesen gamas cromáticas y que se viese como el día va transcurriendo…eso fue bastante quebradero de cabeza.

PEDRO RIVERO: Sí, el planteamiento estético ha sido bastante más ambicioso. A diferencia del cortometraje que seguía una técnica de animación por piezas, más propia del Flash, el largometraje ha sido animado de un modo casi totalmente tradicional, incluyendo un meticuloso trabajo de iluminación y sombreado de los personajes. En cuanto a los decorados, han primado unas texturas más relacionadas con un acabado pictórico.

¿Cómo veis la situación de la animación en España con respecto a la europea o estadounidense?

PEDRO RIVERO: En el campo de los largometrajes, a diferencia de otros países europeos donde hay una mayor predisposición por parte de la producción y de los espectadores de alumbrar producciones no dirigidas a una explotación familiar, en España se sigue el modelo de que las películas deben ser hitos comerciales para el público infantil. Este planteamiento ha precipitado producciones de grandes dimensiones como Tadeo Jones o Planet 51 con mirada hacia su distribución internacional, empresas que han permitido la supervivencia de muchos profesionales aunque con su creatividad condicionada a esos criterios mercantilistas. Películas como PSICONAUTAS son excepciones.

En el campo de los cortometrajes, por el contrario, florecen decenas de magníficos artistas haciendo todo tipo de trabajos muy variados e interesantes.

¿Creéis que producciones como Psiconautas tienen cabida en la industria cinematográfica española actual?

PEDRO RIVERO- Pues aunque de partida da la impresión de que no, y los resultados en taquilla de algunas apuestas arriesgadas así lo indiquen, tenemos la esperanza de que con el tiempo algunas producciones alternativas como la nuestra no sean tan “raras” y alcancen cada vez a un número mayor de espectadores. Si tenemos oportunidad de continuar haciéndolas, el público también las irá asimilando como un fenómeno más normalizado y no simplemente como material para festivales.

ALBERTO VÁZQUEZ- A mi me parece que sí tiene cabida. No veo que Psiconautas estéticamente sea algo raro, de hecho pienso que su acabado es bonito y que entra fácilmente por los ojos. Quizás la historia no sea tan convencional, pero puede perfectamente convivir con productos de éxito de anime, manga japonés o series de televisión como Hora de Aventuras. Si te fijas “Padre de familia” o “Los simpsons” a veces tienen capítulos muy salvajes, ácidos y escatológicos y nadie dice nada…

¿Habría sido posible Psiconautas sin el Goya y éxito de Birdboy? ¿Cómo de difícil ha sido vender el proyecto?

PEDRO RIVERO- En mi opinión, sin el Goya de BIRDBOY todo hubiese sido mucho más complicado. Parte de nuestra estrategia fue desde el comienzo que BIRDBOY fuese el escaparate de lo que podría llegar a ser PSICONAUTAS, y la verdad es que su éxito sobrepasó nuestras expectativas. A partir de ahí tanto uno como otro nos otorgaron la credibilidad necesaria para que el proyecto del largometraje fuese atendido por nuestros productores y las instituciones que lo apoyaron.

image

¿Fue complejo adaptar el cómic en el que se basa el filme (Psiconautas, de Alberto Vázquez – Editorial Astiberri) al formato largometraje? ¿Cuáles son los cambios más sustanciales que tuvisteis que realizar?

ALBERTO VÁZQUEZ- Ha habido bastantes cambios porque si pasasemos el comic a lenguaje cinematográfico probablemente no llegase ni a media hora, con lo que hubo que añadir tramas, subtramas y nuevos personajes, pero la historia base es prácticamente la misma que la del comic, as. En el comic el recurso estilístico base es la elipsis temporal. En la animación tienes que tener más cuidado con esto y tener en cuenta la cámara, siempre mirarlo todo desde un punto de vista cinematográfico, mientras que en el comic los planos tienn una base más dibujística.

PEDRO RIVERO- La adaptación ha sido principalmente una profundización en las tramas que ya presentaba el cómic y también en la amplificación de las mismas. Obviamente, aunque cómic y cine sean ambos artes secuenciales, presentan diferencias fundamentales en cuanto al uso del tiempo, el ritmo y la continuidad. Tal vez lo más importante para nosotros era que la línea argumental no se hiciera tan digresiva como lo es en el cómic, donde la opción de parar a voluntad la lectura te permite ser mucho más prolijo en detalles. Nuestra mayor preocupación era envolver al espectador desde el inicio con las emociones apropiadas y procurar que no se perdiera dentro del microcosmos en el que se desarrolla la historia.

Creo que Psiconautas esconde un retrato oscuro de la Galicia de los ochenta, con el auge de las drogas y la crisis generacional. ¿Ha dejado esa situación de existir en la actualidad? 

ALBERTO VÁZQUEZ- Drogas y crisis generacionales siempre existirán. ¿Acaso las drogas han dejado de existir?

También observo que en Psiconautas apostáis más por la esperanza que por la huida. 

PEDRO RIVERO- Creo que no nos conformábamos con que el espectador se quedase con un mensaje propio del malditismo, una pose victimista sobre lo mal que está todo, y que por propia necesidad personal necesitábamos encontrar algún atisbo de regeneración desde los propios protagonistas.

ALBERTO VÁZQUEZ- Sí, es que además, por mucho que el ser humano quiera maltratar la naturaleza, al final ésta siempre se rebela. La temática de la lucha hombre contra naturaleza está presente en toda la película y también en el mundo actual. Además la peli es bastante oscura y queríamos dar un toque de luz al final, sin que fuese ñoño.

¿Por qué en todas vuestras obras utilizáis a animales adorables como protagonistas? ¿Es una versión oscura de los arquetipos creados por Disney?

ALBERTO VÁZQUEZ- Creo que porque son personajes icónicos que crean mayor empatía…Me gusta que sean atractivos y que sean sencillos. No sé, todos mis comics están protagonizados por estos animales, es parte de un mundo, de un universo que me he ido formando poco a poco. Desde mis primeros comics y libros ilustrados , pasando por los cortometrajes, hasta llegar a Psiconautas todo pertenece al mismo universo. Por ejemplo, “El evangelio de Judas” está en el mismo mundo que “Sangre de Unicornio” o que “Psiconautas”. Todo es una continuidad. Creo que con los animales puedes de hablar de cualquier tema, ubicarlos en cualquier entorno y te dan mucha libertad.

Sí, puede tratarse de una visión degradada de Disney, pero al mismo tiempo Disney es una versión edulcoradas de las fábulas y los cuentos infantiles clásicos que provienen de una tradición oral ancestral.

PEDRO RIVERO- Sí, tanto Disney como un inmenso número de producciones de dibujos animados para televisión se han servido de los animales amables como protagonistas. Es una tradición que viene desde las fábulas de Esopo, en las cuales los rasgos primordiales de algunos animales sirven como metáfora de los comportamientos humanos. El resultado es muy atractivo y más aún cuando en una aproximación más naturalista a los personajes encuentras ese contraste entre su aspecto adorable y su cara oculta no tan complaciente.

Existe en Psiconautas una crítica feroz a la religión. ¿Cuál es vuestra opinión sobre ella en el contexto de la película?

PEDRO RIVERO- La religión, como la industrialización, son dogmas ciegos que ahogan y limitan nuestra libre expresión como seres humanos, conduciéndonos a conformarnos con realidades parciales o indeseables.

ALBERTO VÁZQUEZ- Sí, funciona como elemento represor. Lo que pasa es que se le quita cierto dramatismo al mezclarlo con el sentido del humor.

image

Para vosotros, ¿qué demonio esconde en su interior Birdboy?

PEDRO RIVERO- El dolor por la pérdida de su padre; por extensión el dolor por la pérdida de toda la vida que había en la isla antes de que sucediera la catástrofe industrial que la deja devastada.

¿Qué proyectos vienen después de Psiconautas?

PEDRO RIVERO- Tras estos años en los que hemos dirigido nuestras respectivas energías para que converjan de la mejor manera en PSICONAUTAS, tenemos que recuperar nuestros espacios propios, incluidas nuestras profesiones anteriores. Actualmente yo trabajo en otro guión para una película de ficción que con un poco de suerte se rodará en el próximo año, mientras preparo otros proyectos de animación.

ALBERTO VÁZQUEZ- Pues un montón y todos ellos ilusionantes. Acabo de empezar un nuevo corto que se titula “Decorado”, un videojuego a punto de terminar, estoy desarrollando un guión para otro largometraje de animación y continuar con mi carrera como ilustrador y dibujante de comics.


Una entrevista de NACHO VÁZQUEZ LUNA

No Comments

Leave a Comment