Un prólogo: Birdman. La musa, la luz.

“And did you get what you wanted from this life so?
I did.
And what did you want?
To call myself beloved. To feel myself beloved on the earth.”

UN PRÓLOGO

No sé mucho de cine, aunque creo que sí siento el cine, alguien me dijo – o no me lo dijo a mi, pero lo escuché – que la luz era la base del cine. Sin embargo y tomando esa afirmación como cierta, pues no le falta sentido, es paradójico que la crítica se base meramente en la palabra. Luz.
Aún no he llegado a encontrar la manera de trascender el análisis de cine, de hablar mediante la luz y las emociones tal y como lo hacen las películas. De desgarrar, impactar, cautivar y emocionar con un movimiento de cámara, un cambio de tono, un corte brusco. Por el momento, en La Llave Azul seguimos cambiando para intentar desdibujar las fronteras entre la crítica y el propio cine, entre la palabra y la imagen, volvernos luz. En esta primera entrega de nuestra nueva etapa (otra más, no la última) ambicionamos con deconstruir, desmontar, dar la vuelta a los principales títulos nominados al Oscar desde diversos puntos de vista. No es una declaración de intenciones, sino más un primer capítulo. Un prólogo.

LA MUSA Y LA LUZ

En mi fascinación por la rotunda y descaradamente pretenciosa Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia) tiene gran responsabilidad Emmanuel Lubezki, magistral director de fotografía, que consigue mediante el artificio del plano secuencia y las luces saturadas dotar de verdad a una película arrebatadoramente artística, de estética cautivadora y arrasadora.  
Como Mulholland Drive, nuestra musa, el filme de Iñárritu habla del poder destructor, revelador y esotérico de la fama; de los entresijos de la industria del espectáculo y de la obsesión. Y lo hace proponiendo un pulso exigente al espectador: ¿qué es realidad, qué alucinación? Los recursos que utiliza la dupla de mexicanos tras las cámaras y la fuerza interpretativa de un reparto sin igual sirven para acentuar una sensación de desorientación y de, en definitiva, puro cine. Del cine vivo que tanto reivindicamos en este medio. Birdman vuela alto desde su concepción y su guión se materializa perfectamente en imágenes, en luces y sombras.  Me fascina la plasticidad de una obra en la que lo audio- y lo -visual se fusionan.
“No hay banda, pero suena una banda”

La imagen se tiñe de azul cuando están en el escenario, como signo liberador de unos actores entregados a sus vidas ficticias, huyendo de la realidad, escondiéndose. La imagen se tiñe de rojo entre bambalinas, en busca de errores, traumas, deseos… La imagen se funde en destellos, se centra en focos que apuntan directamente, agresivamente, al espectador. Golpea, hiela, arrastra.

Birdman termina con un final en falso, traicionando su propuesta deliberadamente para acabar por auto(re)afirmarse. Los elementos vacilan entre lo interno y externo, lo inherente y lo impuesto, lo diegético y lo extradiegético en una presentación del prólogo que condensa las impresiones y críticas. Imágenes faltas de coherencia argumental pero delgadamente ligadas estética y narrativamente: la banda silente, los personajes vacíos, ballenas aradas, apocalipsis (emocional y personal). Birdman se y te devora.

El diálogo entre Mulholland Drive y Birdman es más que evidente: la segunda es una refutación, una ácida revisitación de elementos reflejo. El auge, la caída y el auge. Exaltación de los sueños. Cine, magia, pasión. Ambas duelen, ambas impresionan sin parangón. El teatro, la batería que aparece y desaparece. Falsa fama.

Las musas mutan y, nosotros, también.
“All labels”

PALABRA, FUNDE A NEGRO. ENTRA IMAGEN. HABLA.

Las imágenes dialogan entre sí en Birdman. Se mueven, se confunden, se atropellan. Las imágenes nos mienten para acabar revelándonos una verdad que no puede ofrecer la palabra.

JESÚS CHOYA

2 Comments

  • belen 21 febrero, 2015 at 18:02

    Pues tremendamente genial articulo!!a veces la sensibilidad(aparte de hacernos sufrir ,a veces),permite escribir tan bonito!!merece la pena no crees??tú disfrutas…..y nos haces disfrutar a los lectores…..feliz nueva etapa @lallaveazul.es

    Reply
  • Mawi 21 febrero, 2015 at 18:32

    una delicia leerte, y una delicia tener la llave azul, para saber un poco más de cine y de opiniones, buena nueva andadura que lo será sin duda!! Enhorabuena

    Reply

Leave a Comment