La figura: Jaume Balagueró (realizador español)

Antes del estreno oficial en España de [REC] 4: Apocalipsis, tuvimos la oportunidad de realizar una entrevista a Jaume Balagueró, principal creador junto a Paco Plaza de una de las sagas de terror más prolíficas del cine español. Después de su paso por el festival internacional de cine fantástico Nocturna, en el cual fue galardonado con el premio Scifiworld Hall of Fame, pudo presentar el film en el Festival de Sitges 2014 siendo la misma la que inauguró el evento. Aunque personalmente tuviese una opinión bastante reacia de la película, Jaume Balagueró fue cercano y respondió con humor todas nuestras preguntas. Aclarando así las decisiones que llevaron a Manuela Velasco de cambiar el edificio barcelonés al barco.

No es la primera vez que inaugura Sitges, pero ahora lo haces con la última entrega de [REC]. ¿Cómo te hace sentir esto?

Muy contento y muy emocionado. Precisamente por eso, porque es la última entrega de [REC], de una saga que nació aquí. [REC] se presentó por primera vez en Sitges, y esto lo convierte en el lugar ideal para que muera… Morir es feo. Suena mejor, por último. Para un director, poder ver su propia película junto con un público tan entregado a la causa como el de Sitges es una experiencia maravillosa.

Háblanos de tu relación con el Festival, profesionalmente y como espectador.

Vengo al Festival desde muy joven, con doce años ya cogía el tren para venir a ver películas. Creo que mi vida ha estado muy relacionada con el Festival en este sentido. Además, cuando empecé a hacer cortometrajes, no dudé en presentarlo en Sitges; lo mismo hice cuando empecé a realizar largometrajes.

“ÁNGELA ADQUIERE UN PUNTO DE AMBIGÜEDAD EN ESTA CUARTA PARTE QUE NO TENÍA EN LAS DOS PRIMERAS ENTREGAS”

¿Qué te llevó a escoger un barco como escenario para [REC] 4? ¿Te daba ello nuevas cartas con las que no podías jugar en el edificio de las dos primeras entregas?

El barco surge porque estábamos obligados a salir de ese edificio a toda costa, llevábamos dos películas peinándoselo de arriba a abajo. Había que salir. Lo que si teníamos claro era que queríamos mantener uno de los elementos clave de la saga, que era la claustrofobia, el aislamiento. Un barco en medio del océano nos permitía contar con un escenario excepcional, aterrador y, además, muy orgánico. Se trata de un escenario opresivo y excepcional, pero narrativamente más abierto y más orgánico, ya que el edificio era el edificio, pero el barco podemos meterlo en una tormenta. Esto nos da más juego.

¿Cómo evoluciona el personaje de Ángela Vidal durante la saga?

La intensidad del personaje de Ángela va in crescendo. Durante las dos primeras películas hablamos de un personaje bastante lineal. Sin embargo, en la cuarta ya adquiere un punto de ambigüedad que lo hace más complejo, y sobre todo tiene un desenlace en el que se destapa y se convierte en toda una bestia de la lucha. Una cosa que me gusta mucho es la actitud que adopta durante el último tramo de la película, en la que coge el hacha y es como si dijera: “La protagonista soy yo y punto, y lo demostraré”.

¿Cuál ha sido el reto más grande de la saga [REC]?

El mayor reto ha sido hacer cuatro películas y que cada una sea totalmente diferente a las demás, pero al mismo tiempo muy fiel al espíritu. No queríamos repetir siempre el mismo esquema. La motivación que teníamos era siempre hacer une otro film, pero que no tuviera nada que ver, que se convirtiera en una versión o una propuesta diferente, pero que fuera [REC]. De hecho, con cada película tocamos un género diferente. La primera era un ejercicio puramente de miedo. La segunda ya incluía más acción, así como otras vertientes. La tercera era casi una comedia, incluso absurda, de terror y gore. Y, de repente, la cuarta, un survival de aventuras, de acción y de suspenso. Desde fuera, ahora puedo ver el trabajo que hemos hecho durante estos siete años y pensar: “¡Qué maravilla!”. Realmente estoy muy contento y satisfecho.

“¿IMAGINAS UNA ‘SHARKNADO’ EN EL MUNDO ‘[REC]’? ¿Y PORQUÉ NO UN ‘[REC] 5: EL MUSICAL’. NO, LA VERDAD ES QUE NO HABRÁ QUINTA PARTE”

¿Si tuviera que haber [REC] 5, se te ha pasado algo por la cabeza? ¿Cuál sería el siguiente paso en la evolución de la saga?

Se me han pasado algunas ideas maravillosas por la cabeza, submarinas digamos. ¿Imaginas lo divertida que sería una Sharknado pero en el mundo de [REC]? (Ríe) Habría un mar de posibilidades, pero la verdad, no habrá [REC] 5. La historia de la saga son estos cuatro relatos.

En entrevistas previas a las secuelas de [REC], afirmaba que no habría continuaciones. Esa respuesta se ha repetido en cada rueda de prensa que ha dado promocionando cada entrega de la saga. ¿Cómo ha sido planear las secuelas de la saga de forma tan independiente y sin conocer su propio futuro?

El verdadero reto de [REC] 4 era unir todos los tonos de las demás películas para crear un final digno de los fans. En ningún momento hubo una idea de crear un universo de [REC], fue una idea que iba evolucionando y mutando. Cuando hacíamos la primera, no teníamos pensado una secuela y pasaba lo mismo cuando nos encontrábamos rodando [REC] 2. Por ello, ahora que teníamos claro que este sería el final de la saga, debíamos unirlo todo lo que la ha hecho grande, uniéndolo en una maquinaria perfecta. Eso fue la mayor dificultad, crear un final que funcionase.

¿Alguna vez habéis imaginar un final diferente para [REC] 4?

Sí, había la posibilidad de otro final en el que dos de los personajes escapan del barco y llegan a Barcelona, descubriendo una ciudad parcialmente destruida por el avance de la infección. Pero era un poco tópico, por eso la descartamos.

¿Por qué monos zombis?

Porque los monos hacen mucho miedo, e infectados más (ríe). Y luego porque, argumentalmente, el mono era un animal que encajaba perfectamente dentro del tema de los laboratorios y los experimentos.

¿Qué nos puedes adelantar de tus próximos proyectos?

De momento, poco (ríe). Sí puedo decir que tengo un par de cosas entre manos, pero aún se encuentran en una fase muy embrionaria, así que no se puede revelar nada. La verdad es que me gustaría dirigir un musical, me encantan los musicales. Pero, por desgracia, no hay ningún proyecto ahora mismo que se acerque a este género.

¿Y qué tal un [REC 5]: El musical?

Paco Plaza quería hacer un musical (ríe). Algunas veces hablábamos del tema y él siempre insistía en la posibilidad del musical. Sería un poco arriesgado, pero podría ser… ¿Por qué no? Podríamos probarlo.

No Comments

Leave a Comment