La leyenda de The Rock

En un verano plagado de magníficos blockbusters, la ultima revisitación del mito de Hércules ha quedado algo relegada a un segundo plano. No forma parte de ninguna exitosa saga como X-Men o El Planeta de los simios ni ha sido escoltada por una arrolladora plataforma generadora de hype como la que acompañó el estreno de la extraordinaria ‘Guardianes de la galaxia’. Tampoco se trata de un proyecto sumamente arriesgado o original como la sorprendente ‘Al filo del mañana’. En definitiva, la nueva película de Brett Ratner da la sensación de presentarse algo desnuda a la batalla por la taquilla.

Cierto es que este ‘Hércules’ no está al nivel de las superproducciones arriba mencionadas; no obstante, las aventuras de hijo de Zeus son un combativo entretenimiento más que disfrutable y adecuado para poner fin a un maravilloso verano palomitero como el que nos ha brindado este 2014, porque, hay que decirlo más: el nivel ha sido altísimo.

Con un The Rock a la cabeza como principal activo y reclamo comercial, (¿quién mejor para encarnar al hombre más fuerte sobre la faz de la Tierra?), ‘Hércules’ se atreve con un original enfoque de la leyenda cargado de vueltas de tuerca para acabar ofreciendo una interesante reflexión sobre los mitos en general. En el juego de reformulaciones y matices con respecto a la historia tradicional radica uno de los principales puntos fuertes de una película que tampoco renuncia a su buena dosis de humor, especialmente a través de las oportunas y medidas intervenciones de un Ian McShane en su salsa. Y, por supuesto, no podían faltar cantidades industriales de épica y grandes escenas de acción que, sin renunciar a la espectacularidad, se alejan del modelo digital e hiperestilizado dominante en los últimos años impuesto por 300 y sus derivados. Las batallas se sienten más sucias, más cercanas, a la par que perfectamente coreografiadas.

¿Quién necesita CGI cuando puedes tener a Dwayne “The Rock” Johnson blandiendo un mazo de madera? Porque, no nos engañemos, ‘Hércules’ es su película: Estamos hablando del ‘Hércules’ de The Rock, no del de Brett Ratner, que aquí solo se limita a llevar a buen puerto un proyecto para mayor gloria del actor. The Rock parece haber nacido para dar vida a papeles como éste. Él es ‘Hércules’: una película que definitivamente no tiene mucho calado, tampoco deja mucho poso, pero es un hipervitaminado y aguerrido entretenimiento.

No Comments

Leave a Comment