Análisis de los nuevos europeos

Este 2016, el Atlantida Film Fest busca crear un dialogo desde distintas perspectivas sobre Europa y no dar soluciones simplistas, sino encontrar las preguntas adecuadas para poder analizar la inestabilidad europea. En esta crónica, uniremos todos los discursos planteados de cada largometraje de la sección Generación, así podremos ver, desde otra perspectiva, como cada película habla por si misma para encontrar numerosas verdades sobre el comportamiento de los nuevos europeos.

En los doce títulos de la sección, hay algunas obras a las que les falta un importante grado de verdad en su discurso para que su mensaje sea merecedor de ser escuchado. Chemsex se aprovecha de su formato no-ficción para adentrarse en el mundo del sexo grupal bajo los efectos de las drogas. SE trata de un documental que es capaz de encuadrar una jeringuilla siendo utilizada en primer plano, mientras se escandaliza y desenfoca el sexo entre hombres. Una visión absolutamente simplista que tiene el mismo valor artístico o ideológico que una publicidad anti droga. Ese mismo planteamiento parece conectar con las ideas de la directora de Bang Gang, que ve a la juventud desde una visión casi cristiana, siendo incapaz de ver con cierta perspectiva la realidad de los jóvenes y grabando, con tanto miedo como asco, el sexo entre los jóvenes. El único elemento redentor posible en la película, es el amor heterosexual. Esa falta de verdad se une, en este nuevo caso, a una falta de calidad alarmante con Bittersweet Days. Una película basada en la crisis de Peter Pan, donde los adultos deben redescubrir su lado infantil, lo que confunde el film como vitalista u optimista. EL filme cuenta con un discurso absolutamente inmaduro y ridículo sobre las relaciones, la sexualidad y la vida: tres productos unidos por su apartado maniqueo, abandonando la necesidad de plantear preguntas y dar únicamente respuestas fáciles alejadas a la realidad.

'The Here After'

‘The Here After’

Esa necesidad de hacerse preguntas parece mover también a La Extranjera en su premisa., que busca crear un dialogo entre una ciudad, habitada por turistas mientras pierde poco a poco su identidad, y su público. Con formas audiovisuales actuales, trata comunicar un discurso hiperbólico, pero no es capaz de centrarse en un objetivo claro aunque sí lo suficientemente agresivo y pasional para ser atrayente. En cambio, Toto y sus hermanas decide adentrarse mediante el formato documental y con respeto, a pesar de que haya situaciones donde su planificación roce lo cinematográfico, en la situación actual de Rumania. Los jóvenes protagonistas viven en la pobreza extrema pero están muy anclados, de forma casi irónica, a la sociedad norteamericana. Ya no solamente en sus formas de ocio, en su vestuario o cortes de pelo, sino también en su propia ideología, empapada por el discurso del sueño americano, el que invita a ser alguien especial y cumplir todos tus sueños. El carácter luchador de ellos viene de una cultura ajena, como un clavo ardiendo al que agarrarse para poder salir de la pobreza.

'Chevalier'

‘Chevalier’

El europeo parece haberse apropiado de ese sueño americano y en Chevalier un grupo de griegos fagocitan tanto el discurso neoliberal como la propia familia rumana. Si en el anterior film podíamos ver, en cierto sentido, como el discurso podía ser positivo para los personajes, en este vemos lo que de verdad esconde esa ideología. Podemos ver como el sistema patriarcal permite, y goza, de una competición entre hombres por ver cuál es el macho alfa. Una muestra de cómo permite, y busca, la corrupción de las personas y genera una competitividad tóxica. Si en Chevalier teníamos a víctimas del sistema desde las altas esferas, en A Blast, también tratando la situación griega desde la otra cara, habla sobre la familia como una extensión del capitalismo. En un discurso a priori rompedor, busca poner en duda nuestros modelos de familia y las relaciones afectivas en plena crisis económica. Sin embargo, ese discurso se diluye buscando en todo momento justificar la violencia ideológica que propone y la simpatía hacia la protagonista y el desprecio a la familia, perdiendo así todo el poder de su interesante discurso.

Bridgend sabe revelar uno de los grandes problemas de la sociedad, tanto europea como mundial, y es la eterna lucha entre jóvenes y adultos. El enfrentamiento generacional donde se busca un culpable sobre la crisis de valores, ese conflicto solo permite justificar a los adolescentes en su lucha y los conduce a un círculo de violencia. Esa violencia inunda The Here After, desde el poco entendimiento de la sociedad respecto a la reinserción de una juventud problemática. La juventud ha perdido los valores pero tampoco se les permite recuperarlos y es esa especie de fracaso generacional el núcleo de Berserker. En el contexto de la España contemporánea desarrolla desde lo subtextual la derrota absoluta de la generación de jóvenes-adultos actuales. Donde lo cotidiano es aceptar la rendición, y como ese doloroso acto produce la locura. La película de Pablo Hernando es un auténtico faro en la cinematografía de este año, destacando junto a ella su otra obra, igual de lucida, que rodo junto a Juan Cavestany y Julián Génisson (protatonista también de Berserker), Esa Sensación.

'Berserker'

‘Berserker’

Los dos últimos films de la sección, por medio del documental, exploran la idea del paso del tiempo. 10 años de amistad lo comunica desde los adultos que deben adaptarse a un mundo cambiante que expulsa lo antiguo, tanto en lo laboral como en lo social. En su reiteración de ideas, acaba rompiendo su discurso por centrarse demasiado en el paso del tiempo, cuando su núcleo vital parecía, o debiese, ser otro. Pero buscando esa idea, una madre decide rodar el crecimiento de sus hijos en Brothers. Creando un dialogo muy interesante respecto al papel de la documentalista, además de enfocarlo desde la visión amorosa de una madre que graba a sus hijos. Podemos observar como la madre es incapaz, aunque lo intente, de darle un carácter objetivo la historia porque, al fin y al cabo, son sus hijos. Y la aparición de la madre como un personaje junto a sus hijos y vivir la evolución de pensamientos de los tres es realmente interesante. Siendo además un film que tiene esperanzas en un futuro mejor para Europa, una de las pocas obras del festival que ve cierto optimismo en el futuro. Y quizás sea cada vez más necesaria la esperanza por un futuro mejor.


NACHO VÁZQUEZ

ESPECIAL ATLÁNTIDA FILM FEST 2016


 

No Comments

Leave a Comment