El hombre que odiaba a Superman

(Contiene spoilers de Batman V Superman)

En los primeros minutos de Batman V Superman, un periodista (agente de la CIA encubierto) es asesinado por un grupo de terroristas en África. Más allá de las implicaciones de utilizar una iconografía contemporánea (terrorismo contra los Estados Unidos post 11-S) sin terminar de desarrollarla, nos encontramos de primera mano con uno de los principales problemas de Zack Snyder al desarrollar su visión de Superman. Ese periodista no era otro que Jimmy Olsen. Un personaje que en los comics era bien intencionado, con mucho espíritu y, sobre todo, uno de los principales defensores de Superman. Uno de los pocos que siempre miraba al hombre de acero y defendía su idealismo y su optimismo. En una película que se planteaba como un debate ideológico referente al personaje, ¿Por qué Zack Snyder lo mataría? Pues por esto:

“Lo hicimos porque seguíamos dudando hacia dónde íbamos a llevar estas películas, y no tenemos sitio para Jimmy Olsen en nuestro gran panteón de personajes, pero podíamos tener algo de diversión con él, ¿No?”

Zack Snyder considera matar a un personaje sin ni siquiera haberlo presentado como algo divertido. Ese asesinato revela el gran problema de raíz que tiene Batman V Superman, Snyder odia a Superman y, en oposición, ama a Batman. Secuencias presentadas como serias, que se vuelven cómicas, al plantear esta dualidad: Las secuencias donde Superman salva gente son presentadas con una atmósfera opresiva, Dios obrando sus milagros es considerado como algo terrorífico. En contraposición, secuencias como las de Batman sin camiseta ejercitándose son mostrados con una pasión y un amor bastante chanantes. Estructuralmente se potencia mucho esa idea, las dos primeras secuencias están creadas para comprender y empatizar con el personaje de Bruce Wayne (muerte de sus padres y destrucción de Metrópolis desde perspectiva humana). Sin embargo, en ningún momento terminamos de comprender que tiene en la cabeza Clark Kent, pero podemos excusar a Snyder por ello, pocos personajes más allá de Batman tienen bien planteadas sus motivaciones.

Pero conceptualmente es erróneo crear un debate entre Dios vs Humanidad escuchando solamente el lado de la humanidad, tan erróneo como que en el único momento donde Superman podría haberse defendido, la película decide estallar el congreso con tal de no permitir al hombre de acero verbalizar un discurso sobre su figura de forma positiva (cuando literalmente todos los personajes tienen algo que decir sobre el mismo). Nos enfrentamos a una película que adapta dos de las historias más importantes del cómic, La Muerte de Superman (el cómic que le quito la importancia a la muerte en DC) y El Regreso Del Caballero Oscuro. Este último parece la principal influencia por el enfrentamiento que plantea entre Batman y Superman, pero descontexualizado. Superman representaba el poder al servicio del gobierno (cree en el colectivo), Batman el poder al servicio del beneficio personal (Cree en el individualismo). Batman V Superman destruye esto para cambiar el arco de los personajes, Batman es quien decide hacer La Liga de la Justicia y Superman quien comprende que lo importante es salvar a la gente que quieres y que no le debe nada a la gente de la Tierra. Esas ideas que tiene Superman, referentes al carácter positivo del individuo, en Batman V Superman recuerdan a cierta filosofía, al objetivismo.

maxresdefault

El objetivismo, más allá de presentar que el único sistema social correcto es el capitalismo puro y ser una respuesta ideológica al comunismo, es una filosofía que defiende abiertamente el egoísmo como un carácter positivo. Zack Snyder no se ha declarado como objetivista abiertamente, pero tiene intenciones de adaptar a la gran pantalla El Manantial, la obra magna de la creadora de esta ideología, Ayn Rand. La adaptación dirigida por King Vidor podría funcionar perfectamente como una versión buena del Superman que plantea la película de Snyder: Un protagonista que no es un personaje sino un ideal donde todos se ven reflejados, de una moral admirable que será cuestionada por todos, la importancia de tus ideas individuales y el desprecio al hombre de a pie… Pero sobre todo, una idea clara que constituye el discurso de, tanto de Batman V Superman como del objetivismo, es que no existe el poder bueno e inocente. Ayn Rand decía que “el altruismo es malvado”, y Zack Snyder refleja esa frase durante toda la película, es uno de los únicos conceptos en el que consigue crear un discurso completo, el miedo al poder y que no hay bondad en él.

Batman V Superman es la película de superhéroes más adolescente de la temporada: filosofía e iconografías utilizadas sin terminar de comprenderlas, una trama que le falta y a la vez le sobra, ser una lucha infantil entre dos superhéroes sin llegar a entender por qué lucharían entre sí y sin entender lo positivo de lo heroico… Pero sobre todo, por el objetivismo, una filosofía que valida el egoísmo adolescente y que concuerda tan bien con las ideas de Zack Snyder, haciendo de Superman un icono Randiano. Es muy extraño el darle el mando del universo cinematográfico de DC a un director que cree en estas ideas, cuando el fin de estas películas es la formación de La Liga de La Justicia, un equipo formado para proteger al mundo, aunque todavía estamos a tiempo de que se unan todos de forma heroica, descubriendo que lo que los une es que todas sus madres se llaman Martha.


NACHO VÁZQUEZ LUNA

POLVO Y LUZ DE LUNA


No Comments

Leave a Comment